fbpx

Lágrimas de sirena, la contaminación que ‘no vemos’ en nuestros océanos

Lágrimas de sirena, la contaminación que ‘no vemos’ en nuestros océanos

Cuando hablamos de las Lagrimas de Sirena parece que vayamos a hablar de una historia de la mitología antigua, pero no, ojalá lo fuera., ya que, este término es mucho peor de lo que parece a simple vista y es uno de los principales motivos de contaminación de las aguas de nuestros océanos.

En inglés se les conoce como ‘nurdles’ y son unas pequeñas esferas de plástico que son utilizadas por los fabricantes de artículos plásticos. Y por desgracia, muchas de estas bolitas acaban en el mar, siendo ingeridos por los animales marinos creyendo que son alimento, y afectando seriamente a su salud por las toxinas de este plástico. Hoy en Etibolsa hablamos de ellas.

contaminación de plásticos

Pero, ¿que son realmente estas pequeñas ‘piedras’?

Tal vez no hayas oído hablar de estas lágrimas de sirena, pero apuesto a que si que las has visto alguna vez y es que en prácticamente todas nuestras playas podemos encontrarlas muy fácilmente. Incluso para el ser humano pasa desapercibido, haciéndonos creer que son pequeñas piedras que el mar arrastra a la costas.

Estas lágrimas de sirena, son un tipo de microplástico creado para la fabricación de la mayor parte de artículos de este sector. Suelen tener un tamaño entre los  1mm y 5mm, es por ello que no debemos confundirlos con los pequeños plásticos que se desprenden de artículos y envases de mayor tamaño. Las dimensiones de los nurdles ofrecen ventajas para la industria del plástico porque permite transportarlos más fácilmente hacia las compañías de fundido y moldeado de toda clase de artículos de uso en los hogares.

El problema es que, lamentablemente, el inapropiado manejo y desplazamiento de estas perlas plásticas no suele hacerse en condiciones seguras, por lo que muchos de estos granos terminan siendo descargados irresponsablemente en los cuerpos de agua y tuberías de drenaje, llegando a los ríos y océanos, lo que representa miles de millones de ellos que caen involuntariamente desde los recipientes o derrames provenientes de las industrias.

Lagrimas de sirena

La fauna marina confunde las lagrimas de sirena muy fácilmente con alimento

Debido al tamaño tan reducido que tienen, son muchos los animales que lo confunden con comida y lo consumen, de forma que se verá afectado su organismo por la gran toxicidad de estos plásticos.

¿Inofensivas para el ser humano?

Nada mas lejos de la realidad, además de llegar a nosotros a través de nuestra alimentación y poder llegar a ser ingeridas, también nos las podemos encontrar en las playas y debemos evitar el contacto directo con ellas. Las personas que dedican parte de su tiempo a limpiar las costas de estos ‘nurdles’ deben hacerlo con guantes y una serie de medidas de protección para evitar el contacto con estos microplásticos. Y es que se calcula que las fábricas son responsables de liberar más de 53.000 millones de nurdles, cifra con la que se podrían fabricar 88 millones de botellas de plástico.

¿Como los puedo identificar?

Para poder identificarlos existe una guía creada por la web NURDLE FREE OCEANS (www.nurdlehunt.org.uk/) que nos ayudará a conocerlos mejor a simple vista, puedes consultar esta guía aquí: Guía nurdles.

Prepárate para limpiar nuestras playas. Coge guantes y pongamos manos a la obra. ¡Entre todos es posible!